dilluns, 3 de març de 2008

Alexander graham bell

Siempre se ha dicho que el inventor del teléfono fue Alexander Graham Bell, que de hecho lo patentó en el año 1876. Sin embargo, un inventor italiano, de nombre Antonio Meucci, ya trabajó mucho antes en las comunicaciones vía cable, y de hecho en el año 1854 terminó un invento, que describe con éstas palabras:

“El invento consiste en un diafragma vibrante y en un magneto electrizado por un hilo en espiral que lo envuelve. El diafragma, al vibrar el sonido de la palabra, en cada vibración altera la corriente del magneto y produce una serie de interrupciones eléctricas muy rápidas, como los movimientos vibratorios del diafragma. Estas alteraciones de corriente, al transmitirse a la otra punta del hilo, imprimen análogas vibraciones al diafragma receptor y reproducen la palabra”

Es decir, lo que hoy día conocemos como teléfono. Sin embargo, este pobre hombre no tuvo suerte en su vida, y tampoco demasiado dinero. No consiguió atraer inversores para su invento, su mujer quedó paralítica, en un viaje en barco de vapor éste explotó y Meucci quedó malherido… sin suficiente dinero para registrar una patente de su invento, tuvo que conformarse con una prepatente, que tenía que renovar (y pagar) cada año, hasta que en 1874 ni siquiera tenía los 10 dólares que costaba.

A partir de ahí Fernando nos cuenta cómo entre la oficina de patentes, la compañía de Bell, y la Western Telegraph a la que Meucci dio la documentación de su invento, consiguieron librarse de éste. En un juicio posterior, se le reconoció como inventor del teléfono, pero no puedo recibir ni un céntimo al haber tenido que dejar de pagar la prepatente en 1874. Hasta nada menos que Thomas Alva Edison se puso de su parte, pero la poderosa compañía Bell (ahora AT&T) consiguió retrasar los juicios hasta que Meucci murió en 1896.


Antonio Santi Giuseppe Meucci (13 de Abril de 1808 – 18 de Octubre de 1896)

En 1923, la Orden de los “Hijos de Italia en EEUU” inauguró un monumento a la memoria de Antonio Meucci como “inventor del teléfono”. En 1950 pusieron a Bell en el “Hall of Fame” de los grandes hombres americanos.

El 11 de junio de 2002 el Congreso de los Estados Unidos aprobó la resolución nº 269 reconociendo que fue Antonio Meucci el inventor original del aparato. Se reconoció que el teletrófono de Meucci (como así lo había bautizado) se mostró públicamente en Nueva York en 1860, 16 años antes de que Bell lo patentara. El veredicto estadounidense también afirma que “la vida y logros de Antonio Meucci deben ser reconocidos, así como su trabajo en la invención del teléfono”.

La historia es realmente triste. Aunque Bell tenga otros inventos como la balanza de inducción, un prototipo de pulmón de acero para la respiración artificial, el fotófono, el radiófono y el grafófono y haya sido un apasionado de la velocidad con lanchas hidroplano, ya que en 1919 estableció una marca de velocidad de 116 km/h cuando contaba con 72 años de edad.

9 comentaris:

Josefa ha dit...

Vengo del blog ."Huellas" me ha gustado tu blog. Tu post sobre el primer teléfono me ha traído recuerdos de la curiosidad que despertaba para mi el teléfono, en los años cuarenta o primeros del cincuenta, yo iba a Córdoba con mi padre y recuerdo en la consulta de un medico como la enfermera ablaba por el teléfono aquel que tenia un micrófono para la voz y otro para el oído.
Un saludo.

Xesca ha dit...

Aqui vemos bien patente el ejemplo de "qué poderoso en don dinero" Puesto que a base de él, se concedió la patente y en consecuencia la fama a quien no lo inventó... Triste, desde luego pero bien cierto.

Yo recuerdo cuando era muy pequeña que en las casas particulares aun no era como ahora lo normal tener un teléfono. Me gustaba ir a visitar a una amiga de mi mamá porque ella sí tenía uno, era enooorme y con un pedazo de ruleta con los números que era hipnotizante para mi, a ver, por lógica yo no sabía ningún número de nadie, pero que me dejasen girar esa ruleta y escuchar ese grrrrrrrrrrrrrrrrr que hacía, para mí era algo irreal.

Qué recuerdos...jajajaja

Hoy aprovecho que donde yo trabajo es fiesta local (st. Cugat) y ya me he metido tempranito a darme un garbeo bloguero.

Feliz semana!!!

josep estruel ha dit...

Hola Josefa¡
Es un placer conocerte .Aunque si que es cierto que muchas veces he seguido tus comentarios en otros blogs amigos.
Yo estos teléfonos que explicas no los he vivido,pero los que le siguieron,que ya eran un conjunto de altavoz y micrófono todo junto y con muchos adornos,estos si.
Y en las empresas,hoteles y sitios parecidos,había una centralita con
un lio de cables y clavijas,y unos números que servian para conocer el número del abonado.Aquello era genial...y lento.Y ahora si tarda unos segundos ya perdemos el mundo de vista.
Pasaré a visitarte Josefa.Mientras tanto pasea por este blog todo el tiempo que lo desees.Seguro que encontraras algún conocido.
Un saludo¡

josep estruel ha dit...

Xesca,que suerte tener fiesta y que suerte trabajar en un sitio de alta categoria.
Estos teléfonos que dices,a mi me ponian muy nervioso.No te acuerdas cuando había que marcar el (9)
¡El nueve¡ que hasta que no retrocedía podías contar toda la "peli" al compañero de oficina.
Y ya se me olvidaba decir que el otro día que deciamos que trabajos
estaban destinados solo a mujeres,
se me olvido uno,-¡TELEFONISTA¡-
Hace un momento se lo decía a Josefa.¿te acuerdas de las centralitas ?
Xesca:señorita,silla,cables y clavijas(que había tantos,que jamás entendí como sabian que eran los suyos)Todo esto era una sola pieza.Esto de los cables y clavijas me recuerda a las señoras que hacen estas maravillas con bolillos.¡Deu meu¡Miles de bolillos colgados de un hilo,juntos,revueltos,sin ningún número ni color.Es sensacional.
Seguro que antes habían sido telefonistas.
Que lo pases bien Xesca¡

Xesca ha dit...

Muy buena comparación la de las telefonistas con las que saben el arte de los bolillos, porque es un arte, TODO UN ARTE!!!
cielos, alguna vez lo he visto cuando en las fiestas mayores lo hacen para que las podamos ver y es algo increíble. Además tal como tú dices, encima todo de un sólo color.... jajajajaja yo haría lo que aquí solemos decir un "NYAP" que vendría a ser una buena chapuza...jajajaja

josep estruel ha dit...

¡¡Si,si¡¡.Ya lo dices bien ya.
Un "nyap".Una autentica chapuza.
Parece mentira lo bonito que es y el lio que allí existe.
Yo la primera vez que vi como lo hacian,pense que era un "vudu"gigante,por la cantidad de agujas que ponen.¡Cuanta ignorancia la mia¡

Xesca ha dit...

JOSEP!!!!!!!!!!!!!!

ay como me he reido ahora.... UN VUDU GIGANTEEEEE!!!! pues pobrecita la víctima, no crees??

jajajajajjaajajaja

josep estruel ha dit...

Si tienes ganas de reir...
¿porque no vas a ver al gitano Pelaez? ¡Del Pizarrin¡
jajaja.....
Es genial.
Aaaaaayyy,señorita cuuura¡¡¡

Xesca ha dit...

Si te digo que lo he mirado un montón de veces por como me hace reír.... ese asentillo!! y eso de señorita cura!! con el enfado evidente del cura que ya lo da por imposible....jajajajajaja

Por cierto, del tema de las imágenes dinámicas, no sé si tú conoces el programa del flash, si visitas mis otras dos páginas sabrás a qué me refiero, es por saber si lo conoces o te iría mejor hacerlo a través de las paginas web que te ofrecen ya pre-diseños para montar el tuyo como el slide o el que ayer puse del flick.