dimecres, 5 de setembre de 2007

La Mercería

Hace de esto mucho tiempo. Yo tenía mi ferreteria preferida. Era enorme: como IKEA pero en grande.
De hecho, hubiese podido ir a comprar en otro sitio más pequeño. Total por un par de tacos!. Pero confieso que era el gozo de ver a los dependientes buscando por aquellos largos pasillos con estanterías a ambos lados, lo que me inducía a ir con la suficiencia del cliente que cree que lo sabe todo.
Yo incluso sabía o creía saber lo mismo que aquellos voluminosos catálogos esparcidos a lo largo de los mostradores.
Bien, el tiempo ha transcurrido rápidamente y yo ya nunca más he ido a aquella ferretería que era como un mundo dentro de la tierra.
Pero, hace sólo 2 días acompañé a mi señora a un lugar nuevo y extraño para mi: una mercería!! mirad! imaginaros un mueble que ocupe unos 10 o 12 metros de largo lleno de cajones pequeños y grandes, dentro de los cuales había bolsas y bolsitas llenas de todo tipo de botones: grandes y pequeños, colores claros y oscuros, de mil formas y materiales. Todo aquello me produjo una convulsión casi total. Ah! y para rematar mi mareo veo a una señora buscando un tipo determinado de botones y despues de afanosa búsqueda por parte de la dependienta muy devota en su profesión, no encontró lo que buscaba. Tendré que pedirlos (le dijo). Lo cual quiere decir que aún existen mas botones en este mundo. Increible!
Os aseguro que a partir de ahora, en vez de ir a pasear por los centros comerciales como hace todo el mundo iré todos los días a la mercería. Os invito. La distracción está asegurada.

3 comentaris:

Blanca ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Blanca ha dit...

Perdón...
vengo en busca del imperdible.

.:*:.Hada Isol .:*:.¸.¸.•*´¨***¨ ha dit...

Es verdad,que paciencia deben tener los vendedores allí,es un lugar tan lleno de todo,que uno intenta encontrar lo perfecto,los botones son los que más me gustan en los vestiditos de Mili y soy molesta hasta encontrar el axacto,un abrazo amigo mío.Feliz cumpleblog!!!